evolucion de los del fines BIENBENIDOS A NUESTRA PAGINA DE LA EVOLUCION DE LOS DELFINES

INTEGRANTES
ARACELI QUIROGA ZARAGOZA
CECILIA FLORES LOPEZ
ITZEL SOLIS CAMPUSANO
CESAR PADILLA CUELLAR
GRUPO:301
MATERIA :BIOLOGIA
TEMA EVOLUCION DE LOS DELFINES



Los delfínidos (Delphinidae),:
llamados normalmente delfines oceánicos (a diferencia de los platanistoideos o delfines de río) son una familia de cetáceos odontocetos bastante heterogénea, que alberga unas 34 especies.Miden entre 2 y 9 metros de largo, con el cuerpo fusiforme y la cabeza grande, el hocico alargado y un solo espiráculo en la parte superior de la cabeza (orificio respiratorio que muchos animales marinos tienen como contacto del aire o agua con su sistema respiratorio interno). Son carnívoros.Habitan relativamente cerca de las costas y a menudo interactúan con el ser humano. Como otros cetáceos, los delfines utilizan los sonidos, la danza y el salto para comunicarse, orientarse y alcanzar sus presas; también poseen un sexto sentido de ecolocalización, emiten sonidos en su entorno e interpretan los ecos que generan los objetos a su alrededor.





Evolución:
Durante mucho tiempo se pensó que los delfines, junto con el resto de los cetáceos, eran descendientes de mamíferos terrestres, los mesoniquios, orden extinto de ungulados carnívoros. Sin embargo, se ha demostrado que en realidad los cetáceos (incluidos los delfines) están estrechamente emparentados con los artiodáctilos, en especial con los hipopótamos.[1] Se calcula que durante el Eoceno (alrededor de cincuenta millones años atrás), los ancestros de los cetáceos se refugiaban en el agua, de modo similar al tragúlide.[2] Evidencias fósiles demuestran que los odontocetos aparecieron en el Mioceno. Los primeros delfines conocidos pertenecen a los géneros Kentriodon y Hadrodelphis, de la familia Ketriodontidae. Estos delfines primitivos poseían un desarrollado sentido de la ecolocación y el órgano del melón Los esqueletos de los delfines modernos poseen dos pequeños huesos en la zona sacra de la columna vertebral, que corresponde a vestigios de la pelvis.

Anatomía:
Las especies pertenecientes a la familia Delphinidae poseen un cuerpo fusiforme, adaptado a la natación rápida. Al igual que otros odontocetos, en la cabeza poseen el melón, un órgano esférico que utilizan para la ecolocalización. En varias especies las mandíbulas se alargan, formando un hocico delgado distintivo. La dentición pueden ser muy numerosos (más de 250) en varias especies. Su cerebro es grande, con la corteza cerebral bastante desarrollada. Los patrones básicos de coloración de la piel son tonos de gris, con mayor claridad en el vientre y rangos más oscuros en el lomo. A menudo se combina con líneas y manchas de diferente tinte y contraste

Comportamiento:
Los delfines son a menudo considerado como uno de los animales más inteligentes de la Tierra. La comparación de inteligencia entre diferentes especies es complicada, debido entre otras cosas, por las diferencias en el aparato sensorial, los modos de respuesta, y la naturaleza de la cognición. Sin embargo, el comportamiento de los delfines se ha estudiado extensamente, tanto en cautividad como en la naturaleza.

Conducta social:
Los delfines son animales sociales que viven en grupos familiares. En lugares con una gran abundancia de alimentos, estos grupos pueden exceder los 1.000 individuos. Los delfines pueden establecer fuertes lazos sociales, donde incluso algunos individuos heridos o enfermos son cuidados por otros, incluso ayudando a respirar al llevarlos a la superficie si fuese necesario. Los delfines muestran desarrollo de cultura, algo que por mucho tiempo se creyó que único para el ser humano (y posiblemente de otras especies de primates). En mayo de 2005, se descubrieron en Australia delfines del Indo-Pacífico que enseñaban a sus crías a usar las herramientas[4], cubriendo sus hocicos con esponjas para protegerlos mientras se alimentan. Este conocimiento es traspasado por las madres a sus hijas, a diferencia de los primates, donde el conocimiento es generalmente transmitido a ambos sexos. Los Delfines también pueden participar en actos de agresión hacia otros delfines. Un delfín macho adulto es muy probable que presente en su cuerpo varias cicatrices producto de mordidas. Los Delfines machos participar en esos actos de agresión, al parecer, por las mismas razones que los seres humanos: los conflictos entre compañeros y la competencia de las hembras.

Alimentación:
Existen varios métodos de alimentación entre y dentro de las especies pertenecientes a la familia Delphinidae. Peces y calamares son el alimento principal, pero la falsa orca y la orca también se alimentan de otros mamíferos marinos. Los delfínidos utilizan muy diversas tácticas de caza: muchas veces cazan usando su velocidad, pero también usan la ecolocalización para buscar presas enterradas en la arena. Los delfines que cazan peces agrupados en bancos forman manadas y acorralan a los peces que se separen del resto del grupo. Otros delfines acorralan a sus presas en la orilla de una playa, y luego aprovechan las olas para capturar las presas, aunque ésta es una táctica arriesgada. Orcas y falsas orcas tienen muchas tácticas de caza, debido a la amplia gama de presas que consumen. Aparte de las tácticas ya mencionadas, también acechan a sus presas o golpean bancos de hielo para desequilibrar a sus presas.

Relación con el hombre:
Los delfines siempre han tenido una estrecha relación con el hombre. Aparte de las amenazas que sufren los delfines por parte del hombre, éstos son usados en espectáculos y en el ejército. A demás, los delfines han originado varias leyendas en numerosas culturas. Los delfines en las leyendas y la mitología Freso en el palacio de la Reina, en Knossos, en los que se representan delfines listadosLas apariciones de los delfines en la mitología y las l eyendas son numerosas, y atestiguan de la relación entre el hombre y los delfines desde la antigüedad. La mitología griega cuenta que estos mamíferos marinos antes que delfines fueron hombres, concretamente unos piratas que intentaron vender al dios Dionisio como esclavo, y este como castigo los convirtió en dichos cetáceos, y en la misma civilización el dios Poseidón que ejercio dominio sobre el agua y el mar, siempre era representado con su característico tridente y rodeado de delfines. Según la leyenda, Poseidon convenció a Anfítrite a casarse con él, enviándole un delfín. Delfín del programa de mamíferos marinos de la marina de EEUU con un localizador. Los delfines como espectáculo Actualmente, muchos delfines (sobre todo delfines mulares y orcas) son entrenados para participar en espectáculos en zoológicos y parques acuáticos. Aprovechando su inteligencia y sus habilidades, estos delfines son entrenados para que obedezcan a sus cuidadores durante entrenamientos intensivos, siempre a cambio de comida. Entre los ejercicios que realiza un delfín entrenado se incluyen saltos, piruetas en el aire, movimientos en plataformas en tierra y movimientos con la cola moviéndose hacia atrás.

clasificacion:
Los delfines son animales marinos que pertenecen a la familia de los Delphinidae y, a su vez, a la especie de los cetáceos odontocenos (que poseen dientes). Son animales acuáticos que suelen vivir en grupos habitando mares templados. A pesar de que vivan en mar abierto, pueden llegar a acercarse a la playa, pero nunca alcanzarán la orilla. Características físicas: Su forma corporal es aerodinámica y fusiforme así como su piel lisa pudiéndose deformar y absorber las turbulencias del agua. Esto hace que el delfín sea un animal ágil, veloz (55km/h) y adaptado a los ambientes acuáticos. Sus extremidades delanteras son aletas pectorales que los delfines utilizan para guiarse dentro del agua y, junto con la cola, para frenar. El cuerpo del delfín tiene una longitud de entre 2,4 a 2,7 metros (pudiendo llegar hasta 3,7 metros para los delfines grandes) y pesa entre 190 y 260 kilos (más de 400 kilos para los delfines grandes). Su cuerpo tiene forma de huso, su cabeza es pequeña y su hocico alargado.